Publicado el Deja un comentario

Buenas prácticas ambientales de la jardinería y el paisajismo

La realidad actual de la jardinería y el paisajismo está siendo poco considerada en  cuanto a su comportamiento ambiental. Aunque no es una actividad que genere muchos  impactos ambientales críticos y teniendo en cuenta que las organizaciones son medianas o pequeñas en una amplia mayoría, el sistema de gestión medioambiental – SGMA más  óptimo, práctico y útil puede darse mediante un programa de buenas prácticas  ambientales.

A diferencia de los SGMA ISO 14001 y EMAS, las BPA pueden ser llevadas a cabo, en general, con muy poco coste y, por tanto, con un retorno rápido de la inversión, siendo una forma muy efectiva de minimización de los impactos ambientales para la jardinería y el paisajismo. Hay que desmitificar desde un principio el hecho de que la adopción de unas Buenas Prácticas Ambientales en una organización dedicada a la jardinería está asociada a la asunción de esfuerzos adicionales. Es evidente que en un principio se deberán incorporar nuevos hábitos y reflexionar sobre aspectos que, tal vez, nunca antes se habían afrontado con esta óptica; sin embargo, si se contemplan las actuaciones de BPA descritas en esta NTJ 15J en las etapas de ejecución de obra y de mantenimiento que corresponden, el espacio verde resultante será más eficiente, y ello repercutirá en mayores beneficios ambientales y en unas mejoras derivadas de la aplicación de
BPA que se refieren a continuación. La prevención es una opción responsable de las organizaciones con el medio  ambiente que disminuye la cantidad y peligrosidad de los residuos generados.

Junto con la maximización de los servicios ambientales de los espacios verdes para la población mediante la aplicación de los criterios para la ambientalización descritos en la NTJ 01C Parte 1: Criterios ambientales de los espacios verdes(criterios en la ordenación previa del espacio verde, criterios para la vegetación, criterios para el diseño, criterios para los suelos, etc.), es preciso racionalizar también los aspectos ambientalesde la jardinería y el paisajismo (consumo de recursos, afectaciones de recursos naturales, emisiones y generación de residuos) para destacar su dimensión ecológica i ambiental dentro de las actividades urbanísticas de la sociedad.

1. Mejoras derivadas de la aplicación de BPA

La aplicación de programas de BPA en jardinería y paisajismo conlleva las mejoras globales y los beneficios ambientales concretos siguientes:

Mejoras para el medio ambiente:

  • Se garantiza un alto nivel de protección del medio ambiente.
  • Se evita el agotamiento de recursos naturales como combustibles fósiles, agua, biodiversidad, suelo fértil, turba, etc.
  • Se impide la contaminación de recursos como el agua y el suelo.
  • Se minimizan los daños al medio ambiente, lo que supone reducir las alteraciones en los ecosistemas y se potencian los servicios ecosistémicos: servicios de
    regulación, culturales, de apoyo y de aprovisionamiento.

Mejoras para la organización:

  • Reduce costes, no sólo ambientales, sino también económicos por la reducción de los costes derivados de tasas y cánones, consumo de recursos, accidentes,
    incidentes, limpiezas, etc.
  • Obtiene un reconocimiento de los clientes y la opinión pública, promociona la imagen y, en sectores, conlleva ventajas comerciales y oportunidades de mercado.
  • Obtiene una mayor competitividad y eficiencia.
  • Minimiza la posibilidad de ser sancionado por incumplimientos legislativos, ya que indirectamente hay un control más estricto sobre el posible impacto ambiental.
  • Aumenta la relación y motivación entre trabajadores, pues se trata de pautas y conductas a llevar a cabo por parte de todo el equipo ante problemas comunes.
  • Integra la gestión medioambiental en la gestión global de la organización, completando, además, otros sistemas de gestión de calidad, seguridad y salud,
    y comunicación e información.
  • También se producen mejoras para la sociedad en general. El modelo de desarrollo actual es insostenible y no perdurable en el tiempo, no generalizable al conjunto de habitantes de la Tierra y, finalmente, no respetuoso con las próximas generaciones. Se pretende un desarrollo sostenible y que sea perdurable.
    Y se dan mejoras en la calidad de vida para el trabajador.Entendiendo calidad de vida como desarrollo personal que se asienta sobre los aspectos ambientales, económicos, condiciones de vida y de trabajo (salud, educación…) y mejora de la imagen de la persona que trabaja en la jardinería y el paisajismo.

2. Prevención: una opción responsable con el medio ambiente

La aplicación de un programa de BPA es una vía preventiva para favorecer la  sensibilización ambiental de la jardinería y el paisajismo. Una realización satisfactoria de  las acciones propuestas en esta NTJ supondrá para la organización que la mayor parte de las personas:

  • Conozcan y realicen o conduzcan los procesos bajo su responsabilidad de la mejor manera posible para el medio y en general para el conjunto de la organización.
  • Estén sensibilizados acerca de la problemática ambiental.

Tener personas conscientes es una garantía para la organización y para el conjunto de la sociedad de prevención de la contaminación y el desperdicio de recursos.
La prevención en origen de la contaminación agrupa un conjunto de medidas organizativas, operativas y técnicas necesarias para disminuir la cantidad y peligrosidad de los residuos generados en una actividad o proceso, mediante su reducción o reciclaje en origen.

Las principales ventajas que aporta la prevención en origen son las siguientes:

  • Ahorro de materias primas.
  • Ahorro de recursos naturales.
  • Mejora en los métodos productivos, aumentando su rendimiento.
  • Ahorro en los gastos de tratamiento y gestión de los residuos.
  • Mejora en la calidad del producto y servicio.
  • Mejora de la imagen de la organización.

3. Aportación de la jardinería y el paisajismo a la mejora ambiental

Las aportaciones de la jardinería y el paisajismo a la mejora del medio ambiente urbano y periurbano son indiscutibles y muy diversas. La riqueza de flora y fauna con toda su biodiversidad puede reintroducirse en espacios antrópicos mediante la intervención de la jardinería y la restauración paisajística.

Los espacios verdes inciden directamente en la calidad ambiental de las poblaciones y, consecuentemente, en la calidad de vida de sus habitantes, dando una respuesta a las necesidades humanas sanitarias (fisiológicas, acústicas, térmicas, ópticas,higiénicas, de calidad del aire) y psicológicas (belleza, contacto con la naturaleza, ocio, variedad del medio, intimidad, relaciones sociales).

La protección y recuperación de los ecosistemas y la biodiversidad

  • Preservando la flora y la fauna y sus hábitats
  • Protegiendo e implantando especies autóctonas
  • Ofreciendo posibilidad de refugio, alimentación y nidificación a diferentes grupos faunísticos
  • Recuperando espacios degradados
  • Proponiendo cubiertas ecológicas y evitando la proliferación de más zonas duras

La preservación y reutilización de los recursos

  • Aprovechando el agua de lluvia, evitando escorrentía y consecuentemente la pérdida de suelo fértil
  • Reutilizando las aguas regeneradas
  • Enriqueciendo el suelo, reincorporando la materia orgánica de los restos vegetales mediante el compost

La mejora ambiental del microclima

  • La vegetación incide favorablemente sobre la temperatura
    • Aumentando la superficie protegida de la radicación directa, ofreciendo sombreado y evitando el recalentamiento del suelo y de las fachadas de edificios.
    • Disminuyendo los reflejos de luz solar sobre las superficies urbanas.
    • Aumentando la humedad ambiental por su propia transpiración.
    • Manteniendo el rocío y parte del agua de lluvia, que se evapora lentamente y amortigua posibles cambios bruscos de temperatura.
  • La vegetación reduce la contaminación ambiental
    • Eliminando CO2 agentes contaminantes (SO2, NOX y CO) y partículas en suspensión (cadmio, plomo, níquel…).
    • Atrapando el polvo atmosférico.
    • Aportando O2.
    • Aportando efectos antibióticos. Las hojas de algunas plantas emiten sustancias bactericidas que eliminan un gran número de bacterias existentes en el ambiente.
  • La vegetación proporciona mejoras acústicas y visuales
    • Amortiguando la contaminación sonora de las poblaciones y vías de comunicación.
    • Aportando espacios con intimidad.
    • Ofreciendo cortavientos, amortiguando la incidencia del viento.
    • Evitando la erosión eólica en zonas semiáridas o áridas.
  • La vegetación ofrece una posibilidad de contacto muy cercano con los habitantes de la naturaleza y rica variedad de experiencias: colores, aromas, sonidos, etc.

La mejora de la convivencia social

  • Poniendo a disposición de los ciudadanos unos espacios de relación: área de juegos infantiles, práctica de deporte al aire libre, paseos, ramblas, huertos urbanos…

Información extraída de la Norma Tecnológica de Jardineria y Paisajismo NTJ 15J Buenas prácticas ambientales de la jardinería y el paisajismo, publicada en 2019. Dirección técnica: Joaquim Bosch i Bosch.

Entradas relacionadas:

Si quieres ampliar la información consulta:

Buenas Prácticas Ambientales y los Objetivos de Desarrollo Sostenible

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) se han convertido en la agenda mundial de la Sostenibilidad, no solo en el ámbito gubernamental y de las entidades públicas, sino también para las empresas y entidades sin ánimo de lucro. El ODS  15. Vida de ecosistemas terrestres tienes por objetivo proteger, restablecer y promover el uso sostenible de los ecosistemas terrestres, gestionar sosteniblemente los bosques, luchas contra la desertificación, detener e invertir la degradación de las tierras y detener la pérdida de biodiversidad.

Publicado el Deja un comentario
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *