Publicado el

¿Porqué aplicar un programa de buenas prácticas ambientales en tus proyectos de jardinería?

Las Buenas Prácticas Ambientales (BPA) son el conjunto de hábitos personales y colectivos que hacen que la actuación de cada una de las personas que conforman una organización permita realizar una gestión ambiental correcta, que minimice el impacto ambiental de la actividad empresarial. Hábitos que nos acercan al principio de sostenibilidad global y, como consecuencia, a la sostenibilidad individual de la organización de espacios verdes.

La realidad actual de la jardinería y el paisajismo en cuanto a su comportamiento ambiental es y ha sido poco considerado hasta ahora. Aunque no es una actividad que genere muchos impactos ambientales críticos y teniendo en cuenta que las organizaciones son medianas o pequeñas en una amplia mayoría, el sistema de gestión medioambiental – SGMA más optimizado, práctico y útil es mediante un Programa de buenas prácticas ambientales. A diferencia de los SGMA ISO 14001 y EMAS, las BPA pueden ser llevadas a cabo, en general, con muy poco coste y, por tanto, con un retorno rápido de la inversión, siendo una forma muy efectiva de minimización de los impactos ambientales para la jardinería y el paisajismo.

Hay que desmitificar desde un principio el hecho de que la adopción de unas Buenas Prácticas Ambientales en una organización dedicada a la jardinería está asociada a la asunción de esfuerzos adicionales. Es evidente que en un principio se deberán incorporar nuevos hábitos y reflexionar sobre aspectos que, tal vez, nunca antes se habían afrontado con esta óptica; sin embargo, si se contemplan las actuaciones de BPA en las etapas que le corresponde de ejecución de las obras y de mantenimiento, el espacio verde resultante será más eficiente, que se traducirá en mayores beneficios ambientales.

Los espacios verdes inciden directamente en la calidad ambiental de las poblaciones y, consecuentemente, de la calidad de vida de sus habitantes, dando una respuesta a las necesidades humanas sanitarias (fisiológicas, acústicas, térmicas, ópticas, higiénicas, de calidad del aire) y psicológicas (belleza, contacto con la naturaleza, ocio, variedad del medio, intimidad, relación con el otro, etc.).

Mejoras derivadas de la aplicación de unas BPA

La aplicación de unas BPA a la jardinería y el paisajismo conlleva las mejoras globales y los beneficios ambientales concretos siguientes:

Porque se producen mejoras para el medio ambiente:
  • Se garantiza un alto nivel de protección del medio ambiente.
  • Se evita el agotamiento de recursos naturales como combustibles fósiles, agua, naturaleza y biodiversidad, suelo fértil, turba, etc.
  • Se impide la contaminación de recursos como el agua y el suelo.
  • Se minimizan los daños al medio ambiente, lo que supone reducir las alteraciones en los ecosistemas y se potencian los servicios ecosistémicos1: servicios de regulación, culturales, de apoyo y de aprovisionamiento.
Porque se consiguen mejoras para las organizaciones:
  • Reduce costes, no sólo ambientales, sino también económicos por la reducción de los costes derivados de tasas y cánones, consumo de recursos, accidentes, incidentes, limpiezas, etc.
  • Obtiene un reconocimiento de los clientes y la opinión pública, promociona la imagen y, en sectores, conlleva ventajas comerciales y oportunidades de mercado.
  • Obtiene una mayor competitividad y eficiencia.
  • Minimiza la posibilidad de ser sancionado por incumplimientos legislativos, ya que indirectamente hay un control más estricto sobre el posible impacto ambiental.
  • Aumenta la relación y motivación entre trabajadores, pues se trata de pautas y conductas a llevar a cabo por parte de todo el equipo ante problemas comunes.
  • Integra la gestión medioambiental en la gestión global de la organización, completando, además, otros sistemas de gestión de calidad, seguridad y salud y comunicación e información.

Y porque hay mejoras para la sociedad en general. El modelo de desarrollo actual es insostenible y no perdurable en el tiempo, no generalizable al conjunto de habitantes de la Tierra y, finalmente no respetuoso con las próximas generaciones. Se pretende un desarrollo sostenible y que sea perdurable.

Y mejoras en la calidad de vida para el trabajador. Entendiendo calidad de vida como desarrollo personal que se asienta sobre los aspectos ambientales, aspectos económicos, condiciones de vida y de trabajo (salud, educación, …) y mejora de la imagen del trabajador de la jardinería y el paisajismo.

Para poder ayudar a empresas y profesionales del sector a aplicar las BPA en sus actuaciones, el comité técnico de la Fundació de la Jardineria i el Paisatge trabaja en la NTJ15J BUENAS PRÁCTICAS AMBIENTALES DE LA JARDINERIA Y EL PAISAJISMO, que esperamos publicar a finales de este año. Os iremos informando!

¿Quieres participar en la edición de esta NTJ?

Puedes hacerlo como colaborador o como empresa patrocinadora. Contacta con nosotros a través del mail ntj@ntjdejardineria.org y te informaremos.

Si quieres ampliar la información consulta:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *